Como reparar un Radiador

De forma didáctica y sencilla te enseñaremos a solucionar los problemas de tu radiador ya que debemos tener en cuenta que estos elementos funcionan durante largos periodos de tiempo, lo cual los expone a un desgaste importante que puede desencadenar la aparición de una falla o avería importante. Es necesario un mantenimiento periódico y preventivo para disminuir la incidencia de averías y problemas en nuestros radiadores.

En el presente artículo comentaremos dos de los problemas más frecuentes que pueden presentar los radiadores, los cuales son averías de menor grado o magnitud que pueden ser solucionadas sin tener que poseer los conocimientos y las herramientas de profesional, no obstante, para problemas de mayor magnitud resultara imprescindible disponer de los servicios de un experto en los sistemas de calefacción para solucionar las averías de nuestro radiador.

Los radiadores que pierden agua

Cuando encuentres acúmulos de agua cerca de tu radiador debes suponer que el mismo se encuentra perdiendo una cantidad constante y pequeña de agua que afecta la capacidad de generar la calefacción ideal. Las goteras del radiador suelen tener su origen en la estructura del mismo y no en las juntas como se suele pensar. Para reparar este problema debemos efectuar los siguientes pasos:

  • Encuentra cual es la zona de la estructura del radiador que se encuentra averiada.
  • Una vez hallada la zona debes limpiar la misma y lijarla para poder colocar el material que sellara la fuga.
  • Preparara la masilla que añadirás en la zona afectada del radiador.
  • Agrega la masilla preparada de forma uniforme y firme.
  • Permite que seque la masilla y luego con el uso de una lija moldea el acabado para conseguir una mayor uniformidad.

Una recomendación que debes conocer para realizar este procedimiento es adquirir una masilla de calidad que tenga la propiedad de soportar altas temperaturas, puesto que si utilizamos una masilla sin dichas especificaciones la misma cederá ante el agua caliente que circule por el radiador.

Los radiadores que no calientan

Si la caldera y todas las instalaciones del sistema de calefacción funcionan de forma apropiada pero el radiador no caliente, es muy probable que este posea acumulado una cantidad innecesaria de aire en el interior del mismo, por lo que el procedimiento a realizar para resolver este problema será purgar el radiador.

Esta reparación es muy sencilla, solo tienes que ubicar la rosca del radiador, abrir la misma y por prevención situar un recipiente debajo de la rosca abierta. Al hacer este proceso se fugará todo el aire acumulado en el radiador y el agua que este pueda contener. Finalmente cerramos la rosca y nuestro radiador funcionara nuevamente de forma apropiada.